Muñeca

Aproximadamente al mes de estar en UCI, le dije a mi hermano que le diga a Linda, mi asistente, que traiga su máquina* para que me rape el pelo. Recuerdo que me dijo «no, hermana, esperemos un poco, ya vas a salir, tu pelo es lindo, tu pelo no». Siempre usé mi pelo largo y me gustaba mucho. Pero en UCI las enfermeras y técnicas realizan el baño diario muy temprano  apresuradas porque tienen muchos pacientes más. Así que entraban, sin decir nada, me descubrían, me quitaban la camisa y empezaba la tortura. Todo lo hacen con guantes, obviamente, así que el jebe del guante frotando mi cabello era muy doloroso. Me di cuenta que ya no saldría de ese lugar, tomé esa decisión, raparme. Un dolor menos. Cuando Linda entró con su máquina trató de convencerme a que solo me cortara un poco. Rápame, le dije llorando. La enfermera llamó a mi hermano para firmar el consentimiento, me miró una última vez como pidiéndome que me retracte. Firma. 

¿ Por qué le cortaron? ¿ Tenía piojos? – le dijo un enfermero a su colega

No sé. Vino ayer su familiar y le cortó el pelo. Mejor porque era bien problemático lavarle el pelo. Más fácil ahora. Se ríen

Otro día

¿Qué pasó muñeca? Te quedaste peladita. Dijo la enfermera

Dicen que tenía piojos. Dice la técnica

¿Ah, sí? Ay, con lo bonito que era su cabello, pobrecita

Ay, mejor. Muy largo era. Ya en su casa que se lo deje crecer. 

Oye, ¿tú sabes lo que significa el pelo para la mujer? Yo no me lo corto por nada. El cabello para una mujer es su poder, es muy valioso. ¿ No es cierto, muñeca? 

Apenas sentía dolor, pedía que venga Linda a raparme. nuevamente. Cuando subí  a Intermedios y las visitas se hacían más frecuentes, solían preguntarme si ya me iba a dejar crecer el pelo. Es curioso, cuando una mujer se corta el pelo, la gente se angustia y necesita verte como antes. Cuando llegué a casa, y durante el primer año, me seguían preguntando si ya me lo dejaba largo.

Nada es como antes. El cabello corto en una paciente con mi condición hace que los cuidados sean mucho más fáciles y prácticos. Ya no está rapado pero si mi vida entera cambió, el corte que usara también tenía que cambiar. Y fui descubriendo que este tipo de corte se llama «pixie«**. Y ahora me corto cada mes y es una rutina divertida y he logrado enamorarme de mi aspecto.

Y no, nunca tuve piojos.

Y no, no soy una muñeca. 

…………

Foto de Clara Melissa 

* Linda estudió cosmetología durante el tiempo que trabajó conmigo. Se graduó, empezó a trabajar los sábados y domingos en diferentes peluquerías. Hoy tiene su propio salón de belleza. Tiene una bonita familia con su esposo y la pequeña Zoe.

** Pixie significa «duendecillo» y hay muchas leyendas y mitos británicos. Curioso.

7 comentarios sobre “Muñeca

  1. No se si el pelo nos empodera, pero si considero que nos ayuda a expresarnos, a sacar fuera lo que nos pasa, es nuestra decisión y en casos extremos es lo único sobre lo que podemos tener control. También marca un punto de renacimiento cuando renunciamos a él, para darle paso a una nueva forma.
    No dejas de sorprenderme Ana, no solo tus vivencias, si no el registro de ellas a través de palabras que me llevan a imágenes claras.
    El pelo que llevas ahora te queda lindo, la Ana de ahora se expresa de una manera mas libre.
    Besos pixie girl!

    Le gusta a 1 persona

  2. Me pasa que cada vez que me siento mal, abrumada, esos días donde la tristeza me abraza fuerte, quiero cortarme el pelo. Pensaba si no era una forma de hacerme daño, de sentirme frustrada y querer tirara todo al tacho, total, las cosas no van bien y qué más da, con o sin pelo las cosas no van a cambiar significativamente. Sin embargo, es cuando me corto el pelo que me conecto verdaderamente conmigo. Me siento más fuerte, incluso más hermosa y sexy, aun cuando todos los demás opinen lo contrario. Cuando me corto el pelo renazco, comienzo desde cero, me siento fuerte y con ganas de que todos me pregunten el porqué y no saben con qué ganas los mando a callar a todos!! Métanse con otros, no conmigo, ya no tengo nada que perder, por el contrario, les digo, me digo. Nuestro cuerpo, nuestras decisiones!! Te abrazo fuerte, muy muy fuerte, hermoso duende!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Lo único que te puedo decir que eres admirable, que te apoyo en lo que decidas con todas mis fuerzas, tus textos revelan el actuar inhumano de enfermeras y personal de la salud, grande ANA

    Me gusta

  4. Hola querida ana.
    Tengo em cabello largo. Y por el calor me lo corte y ahora siento que peso menos. !!!
    .. y no, tampoco soy muñeca.!
    Cuidate y un fuerte abrazo

    Me gusta

  5. Tienes inteligencia, más de melancolía y mucho de poesía. Construye Anita narrativas de vida. Los poetas cuando descienden al etéreo espacio de la poesía son a veces frotados por Tánatos para crear. Todos tenemos una misión de vida. La tuya vale y tienes aún legado en vida que dejar. Y no le guiñes el ojo a la muerte porque es tramposa. Si la llamas mucho, ella viene. Por eso, cuando bajes al mundo de la poesía, piensa que no desciendes sino que subes para el cielo a encontrarte con Eros, búscalo en tu imaginación y pídele que te regale el secreto del porqué tu vida (sino te escucha dile que vas de parte del Rey de Copas). Un abrazo y “no te mueras, que te amo tanto”. Me entristece que mueras viva. Hazlo por favor, solo en la poesía. Viviana

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s